Fiebre

Ante la fiebre, el Acetaminofén es el más buscado

Presentar alta temperatura motivo a sufrir algún proceso bacteriológico, puede observarse en niños y adultos sin importar la edad de la persona, ya que un cuadro febril es la primera señal ante una enfermedad.

La pregunta es ¿Qué hacer al momento de tener ésta situación? Pues primeramente es recomendable tomar un calmante, hoy en día el más buscado se llama Acetaminofén.

Chicco Termometro Digi baby

Aunque dicha medicina es inmediata para aliviar la dolencia, el abuso de la misma puede ser perjudicial y muy peligroso para la salud.

En vista de esto, es muy importante tener conocimiento del peso actual de la persona, en el caso de los niños siendo más propensos en presentar fiebre, resfriados e infecciones, es de mucha importancia no auto medicar.

Sin embargo, éste consejo no es muy valorado por padres o representantes del pequeño.

Realizar ese tipo de cosas, en ocasiones puede ocasionar una desfavorable reacción en la persona, presentando desde intoxicación hasta alergia y algunas veces, se le debe colocar tratamiento ante dicho diagnostico e incluso descontaminar la sangre.

Los fármacos, son usados desde el inicio de vida del individuo y se consigue en varias presentaciones: Gotas, jarabe o pastillas.

Para los más pequeños de la casa se indican gotas, las cuales deben ser suministradas mediante vigilancia médica preferiblemente.

A medida de su crecimiento, las gotas dejan de hacer su trabajo y se comienza a dar la medicina en jarabe, de igual manera, debe ser indicada de forma correcta, para evitar sobredosis del medicamento y sus consecuencias.

Pasados los 10 años de edad

Una vez que el niño se encuentra en una estatura y peso mayor, puede tomar antipirético en cápsulas, éstas se consiguen en diversos miligramos, desde 50 hasta 600mg.

Asimismo, en diferentes marcas como Atamel, Apiret, entre otras, que también cumplen la función de bajar fiebre.

Recuerden que, la dosis no debe excederse diariamente, generalmente los especialistas en medicina infantil indican ingerirla entre cada seis a ocho horas, solamente si la persona presenta fiebre.

A lo natural...

Para aquellas madres que no cuenten con la facilidad de adquirir éste tipo de medicamento, ya sea por factores económicos o no poseer al momento, tenemos la opción natural no está demás, aún más si se trata de niños.

Entre las alternativas tenemos primordialmente duchas con líquido templado, excelentes para menores, adultos y personas de la tercera edad.

También podemos optar por preparar un rico té de Acetaminofén, pues sí aunque les parezca sorprendente, éste componente posee su propia planta curativa, una buena toma de esa bebida varias veces al día, logra quitar fiebre.

A pesar de existir ambas maneras de resolver un caso febril, algunas personas hacen caso omiso a las señales del cuerpo, ocurriendo episodios lamentables como convulsiones y enfermedades causadas por alta temperatura.

Una fiebre no controlada, puede incluso producir la muerte, pues no olvidemos que las neuronas son las más afectadas, de allí  se origina eventos convulsivos. ¡Lo más importante es bajar la fiebre lo más pronto posible!

 Hable con su farmacéutico o con su médico si tiene alguna pregunta acerca del uso seguro de acetaminofén o productos que contienen acetaminofén.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Quitar pintura de la madera fácilmente

TAPETES PARA GIMNASIO

Las columnas en el parking