CUANDO DEBE DORMIR SOLO, MI BEBÉ

Cuál es la edad en la que debemos poner a nuestro bebe en la cama, no se sabe con certeza cada niño como se suele decir es un mundo.
Depende de muchos factores su comportamiento su estado de nerviosismo temporada del año la que nos encontremos pero sí que es verdad que próximamente existe una media donde las madres cambiamos a nuestro hijo a la cama.

Es entre los 12 Y 19 meses de edad pero queremos reseñar que esto según el niño.
Pues en la mayoría de los casos lo de los bebés no es una ciencia exacta.
Normalmente un niño a partir del año ya empieza a estar más tiempo despierto está mucho más vital y empieza a coordinar mejor sus movimientos.
Seis meses atrás tuvimos que bajar a somier de la cuna porque ya se puede poner de pie e intentar escapar, con el riesgo que ello conlleva.
Tenemos que pensar que ya se está durmiendo su habitación, y nosotros tranquilamente controlarlo con él VIGILABEBÉS.

Este preferiblemente debe ser con cámara, así tendremos a nuestro hijo mejor vigilado.
Volviendo al tema que nos ocupa nuestro hijo cada vez más despierto y no sólo en el sentido literal de la palabra, necesita descansar en un sitio más espacioso ya empieza a caminar o mejor dicho a sus primeros pasos.
Ya empieza a ser el momento de pasarlo a la cama.
Está agobiado y agobiando.
Entre los barrotes, llorando parece un presidiario, le tenemos encarcelado en la cuna sin posibilidad de salir y de moverse cómodamente puede tener problemas a la hora de descansar llorando desconsoladamente, pues es ahí donde se hace necesario de nuestro hijo de el salto a la cama pero eso sí teniendo claro el cambio se debe hacer poco a poco no en forma traumática.
Es interesante no desmontar la cuna el mismo día que tomemos la decisión de pasarlos a la cama, previamente debemos de comprobar nuestro hijo descansara tranquilamente y que se adapta a su nueva forma de dormir bien.
Aun así es importante pensar que este cambio al principio conlleva ciertos peligros es por ello que se hace fundamental la adquisición de una BARANDILLA DE CAMA que protegerá el sueño de nuestros hijos durante los primeros meses del cambio a la cama.
Cuando pongamos la barandilla de seguridad debemos de intentar que sea abatible para así poder coger a nuestro hijo más cómodamente.
Y poder acomodarlos sin dificultades.
Si la cama es nido es interesante durante los primeros días sacar la cama de abajo por sí nuestro niño se moviera de forma excesiva de abajo tiene un sitio mullido por si cayera.
O bien poner varios cojines o un colchón, por si acaso nuestro hijo por moverse mucho se tropezará y así amortiguar la caída.

Foto: Bebes Victoria

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las calderas Beretta

Limpieza adecuada de la piel del rostro para irradiar belleza

Trabajar de SEO